Un joyero especial,y con dedicatoria


      Siempre me han fascinado las galletas en tres dimensiones.Casitas,árboles de navidad,calabazas que esconden chucherías,y ¡oh!,los joyeros de Julia Usher...
      Sólo necesitaba encontrar la excusa perfecta para preparar un tutorial con algún "proyecto galletil" de este estilo y, ¿qué mejor que un regalo para el día de la madre?.

      Como siempre,será más fácil que os guiéis por las imágenes que por el texto ;-P




¡Vamos allá!

Necesitaremos:

- 2 galletas de buen tamaño,en este caso en forma de corazón,que nos servirán de base y tapa
- 3 galletas del mismo tamaño que la base y la tapa,pero que habremos "vaciado" con un cortador de la misma forma pero de menor diámetro,y nos servirán de contenedor
- un poco de glasa para pegar las galletas
- fondant de colores
- perlitas de azúcar y colorantes en polvo para decorar



      Lo primero que haremos será montar nuestra cajita de galleta,y para ello iremos pegando sobre la galleta que hará de base cada una de las galletas "vaciadas" (cuidado,habremos recortado la galleta en crudo,si intentáramos hacerlo una vez horneadas las romperíamos) con un poco de glasa.

      Una vez tenemos nuestro joyero galletil montado (la galleta que funciona como tapa la dejamos tal cual),lo vamos a forrar con fondant.
      Decoramos la parte superior,sobre la que descansará la tapa,recortando un corazón como hicimos con la masa de las galletas,y lo pegamos con un poco de agua.
      Recortamos una tira de fondant de otro color,de unos 3-4 mm de grosor y con el ancho equivalente a la altura de nuestro joyero (si sobresale un poco,podemos cortar el sobrante con cuidado),pincelamos un poco con agua y cubrimos con él las paredes de galleta,partiendo y terminando en la V del corazón,para que quede limpio el corte.
     
      Con otra tirita de fondant,del mismo color que usamos para hacer el corazón,preparamos un volantito que iremos pegando,con cuidado,a lo largo del contorno (formamos tantos pliegues como se necesite,para que quede bonito).



      Ahora decoraremos la tapa,recortando en fondant un corazón con el mismo cortador que usamos para la galleta,y lo pegamos a ésta con un poco de agua.
      Como la idea era que resultara un joyero con aspiraciones vintage,decidí decorarlo con unas rosas y hojas.
      
      Con fondant en diferentes colores,para que resalten,formamos un par de hojas con un cortador rizado y marcamos unos nervios con la esteca.Les damos algo de movimiento doblando ligeramente la parte superior.
      Con un molde de silicona formamos tres rosas de diferente tamaño (más rápido y fácil imposible,jijiji),y lo pegamos con un poco de agua,formando como un ramillete.
      
      Con la pistola expulsora, creamos un cordón para bordear la tapa y otro para la base del joyero,para que quede más terminado el conjunto (opcional: preparar un nudo con un trocito de cordón que decore la parte frontal).
      
      Con una tirita de fondant formamos una pequeña etiqueta donde,una vez endurecido,podremos escribir el nombre de la destinataria con un rotulador comestible.

      
      Ahora nos quedará decorarlo con perlas de azúcar y colorante en polvo (para subir el color en algunas partes del volante,las rosas y el cordón),y si queréis rizar el rizo,algo de brillo...



      Dejaremos endurecer unas horas el fondant y ya tendremos nuestro joyero listo para regalar.

      Al final,yo terminé "envejeciéndolo" con colorante en polvo color chocolate,para que resultara más vintage (menudo vicio los colorantes y los pincelitos,jajajaja),y lo rellené con microgalletas en forma de corazón y perlas de azúcar.




      Los colores,forma y decoraciones varias quedan a vuestro gusto,¡faltaría más!,pero quería compartir con vosotros el proyecto y,sobre todo,felicitar con este post (con un poco de antelación) a todas las madres del mundo,así que...

¡¡¡Va por vosotras!!!





6 comentarios :

My Little Dolç Corner 5 de mayo de 2014, 15:45  

Qué preciosidad!!, yo no sé si me resistiría a pegarle un bocadito...............pero da penita con lo mono que es. Gracias por compartirlo.

Un Saludo.

Xènia Roca

Victoria navarro ledesma 5 de mayo de 2014, 15:55  

Que bonito!!!

Dulce Tarta de Azúcar 5 de mayo de 2014, 21:05  

Es precioso! me he quedado boquiabierta cuando he visto que estaba hecho con galletas!!!! es una pasada de bonito y no me lo podría comer en la vida! jajaja, sería un sacrilegio! jajaja. Me ha encantado tu obra de arte y tu tutorial, todo super bien explicado. Gracias por compartirlo con nosotras! me quedo por aquí :)

Belsah 6 de mayo de 2014, 9:22  

Gracias a vosotras por la visita! Si os animáis,espero fotito,eeeeh ;-)

Muaks

Sofía Creaciones Reposteras 6 de mayo de 2014, 16:56  

Precioso y muy bien hecho. Me ha encantado.
¡Besos!

Idalmys Burkhard 6 de mayo de 2014, 21:14  

Que joyero tan bonito ! da pena comerlo ! tienes arte ! no lo podía creer ! si lo regalo a mi mama lo pone en la cómoda y se le llena d hormigas ! ja ja ja porque de tan bonito tampoco lo come ! saludos !